jueves, julio 29, 2004

Invitación al suicidio...

Ven a explorar los recovecos
de esta mente insana,
levanta polvo de sueños rotos
al borde de mi lápida...

Nada dejas en secos terrenos
que falsamente añora
esa alma podrida en mis manos,
corta un poco de vida...

Cada noche de relámpagos
rompe la morada,
toma puños de vidrios toscos,
intruce la helada...

La visión recorre los muros;
salen a ver alimañas
los restos de mil espectáculos
que al fin culminan...

Recuesta los fríos miembros
en mi carne profana,
abraza estos forzados versos
en tu epitafio suicida.
Natasha

No hay comentarios.: