miércoles, marzo 24, 2004

Me sueñas al ver la imagen
impresa en esa pantalla
donde por ese instante
se vuelve uno el poema

de esta triste moza
de malaventuranzas seno
y abrigo, para ti caido
en redes de tarántula.

Son mis letras, miel
y mis versos atrapan
esas alas con la mirada
carnívora de sueños

sin gozo, espera más,
dejate llevar y destrozaré
vil y colérica esas ampollas
a tu espalda, te guardaré

en trozos para extender
el éxtasis del duelo
y la partida a aquel
destino llamado poeta.

Natasha